¿Que son las Constelaciones Familiares?

Las constelaciones familiares sacan a la luz la profundidad y la diversidad de los lazos y el impacto de las relaciones entre los diferentes integrantes de un sistema familiar. Con ellas se hace visible por ejemplo que los niños, mediante su destino y su comportamiento, establecen un equilibrio en el sistema: Quieren dar un lugar a miembros olvidados, marginados o excluidos, para preservar el sistema como un todo.Deshacer los nudos y superar las trabas de estos lazos permite el surgir de un orden natural, en el cual cada miembro del sistema encuentra el lugar que le corresponde, y el amor profundo puede volver a fluir.
Aparte de constelar sistemas de origen (padre, madre, hermanos, etc.) también es posible abordar relaciones de pareja del presente, en las que el lugar que le damos al hombre o a la mujer a nuestro lado es fundamental para que la relación llegue a buen puerto. A menudo las ataduras a destinos de nuestro sistema de origen nos impiden encarar encuentros y entablar relaciones con total libertad. Cabe la posibilidad de que la nueva pareja, o un nuevo hijo, se identifiquen con una pareja anterior que fue excluida o que no fue valorada, y asuma de forma inconsciente su dolor o rabia. El amor llega a buen puerto cuando se vuelven a tener en cuenta a los miembros excluidos del sistema; cuando se les valora y tienen la posibilidad de encontrar su lugar.
Las constelaciones orientadas hacía el crecimiento personal están enfocadas a la comprensión y la percepción de la realidad que en ellas se representa como el espejo de la conciencia; percibiendo las dinámicas que en estas constelaciones se suceden como un lenguaje a descifrar y comprender, en lugar de intervenir en ellas de forma compensatoria o correctora.
La comprensión de este lenguaje se sucederá en la medida en que esté desarrollada la capacidad de contemplar sin juicios, valoraciones ni interpretaciones aquello que se manifiesta. Y es en este estado de conciencia testimonial en el que se hacen claramente visibles las propias implicaciones sistémicas y “Programaciones Condicionadas”. Esta forma de “Ver” esconde la llave que nos abrirá las puertas al crecimiento y a la transformación; y es también el origen mas íntimo del amor.
Bert Hellinguer ha (re-)encontrado con las Constelaciones Familiares algo parecido a un nuevo, aunque a la vez ancestral lenguaje. A través de él podemos dejar que la vida nos hable de una forma profunda y en ocasiones aterradoramente despiadada. No obstante uno debe estar predispuesto a escuchar, o mejor dicho a mirar de forma directa y objetiva sin el uso de unas “gafas” manipuladoras. Parte de esta predisposición son un corazón abierto y una mente que no juzga.
En el trabajo de Constelaciones nos dedicamos por completo a la comprensión y el respeto a este “Lenguaje Existencial”, como también a aprender lo que significa tener un corazón abierto y una mente que no juzga.
Llegados a este punto el trabajo de constelar representa una postura y un proceso profundamente meditativo: El reconocimiento de los hechos tal y como son alberga una llave que abre las puertas al despliegue de la gran fuerza transformadora de este trabajo

Comentarios

Entradas populares de este blog

Realizar el origen del si mismo

La Revolucion Interior